lunes, 3 de junio de 2013

Frankfurt an Main

Lo primero que hago al llegar a una gran ciudad es encontrar la manera más rápida para salir de ella. Supongo que es un impulso normal para los que estamos acostumbrados a vivir en entornos más naturales.

Hace pocos días viajé a la ciudad alemana de Frankfurt an Main y he de reconocer que me sorprendió la gran cantidad de espacios verdes que permiten moverse apaciblemente por la ciudad entre bosques con árboles de gran porte. Es posible que un experto lo explicase algo así como que el ancestro primate que llevamos dentro se siente más tranquilo moviéndose en la proximidad de los árboles. La verdad es que fue una visita agradable para tratarse de una gran ciudad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario